Reyes Capitalinos® en AMANC

¡Mis queridos Reyes Capitalinos!


Sin duda este domingo pasado fue un gran día...

Como saben, por la mañana nos dimos cita en las banderas de CU para reunirnos con la finalidad de visitar a los niños de AMANC con motivo del “Día de Reyes”.

Previamente preguntamos en la asociación ¿en que podíamos ayudar y cómo poder hacerlo?.


Esto nos dio la idea hacer algunas cosas y pronto nos organizarnos para llevar cobertores, pues es un lugar en el que suele hacer frío. Y claro, algunos juguetes de reyes para los niños que tuvimos la fortuna de conocer.


Ese día nos informaron de la importancia que tenía el reunir una suma importante de recursos, pues estos serán destinados para implantes oculares o bien, continuar con el tratamiento médico y de apoyo tanto a los niños AMANC como a sus familias, pues siendo personas de escasos recursos y viniendo de otros estados les resulta de gran ayuda. Así fue cómo los Capitalinos® se internaron alrededor de las 10hrs a las instalaciones de AMANC donde después de una pequeña pausa de silencio, pudimos ver cómo las voluntades se sumaron para llevar ayuda a estas personitas que tanto necesitan.

Poco después nos recibió la Lic Kenia, quien se encarga de atender a todas las personas que en dado momento desean ayudar. Después de una breve plática informativa del trabajo de ellos nos dimos a la tarea de bajar a las motos y comenzar así una bonita convivencia con los niños y sus familias.


La verdad es que ver las caritas de emoción en los niños es muy gratificante, así que los equipamos con sus cascos y chamarras y después de explicarles que la seguridad es primero, les pedimos que se subieran a las motos. Fue así como se volvió aquello en un ir y venir de risas y alegrías montados en nuestras máquinas.

Acto seguido llegó el sacrosanto padre quien nos avisó que teníamos cita con el jefe de allá arriba y fue así que nos trasladamos a la capilla para escuchar la misa y el sermón del padre que fue muy elocuente y bien adaptado a nuestras vidas de motociclistas.

Después de la esperada bendición salimos de nueva cuenta al patio para que cada quien con casco en mano nos dieran una buena bañadita de agua bendita.

Luego de eso, al regresar al comedor ya nos esperaba una rica comida que preparamos con mucho gusto para todos los presentes.


Después de ello nos dimos a la tarea de entregar lo que humildemente, pero con orgullo, llevamos. Fue un momento muy bonito, pues no solo cumplimos con los juguetes y los cobertores, también logramos juntar entre los asistentes cerca de $19,000 pesos y pues claro que las muestras de gratitud y alegrías estallaron una vez más. Y bueno, les cuento por último que ya entrados en algarabía, se comenzaron a partir unas ricas roscas Made in Ixtapaluca de primera, hechas por un integrante de Capitalinos® (¡muchas gracias barbas!).

Ya para terminar, aprovechando que estaba ahí la Sra. que tuvo a bien fundar esta institución, nos hizo el favor de entregar un reconocimiento a nuestro grupo por la ayuda y el apoyo que les entregamos, hicimos la foto del recuerdo y fue así como me di cuenta que quizá somos un pequeño grupo, pero sin duda de un gran corazón.

Muchísimas gracias a todos los asistentes por su colaboración y sensibilidad para esta noble causa.


Nos vemos a la próx.


Atte.

El Director H. Menchaca


5 vistas0 comentarios